Descripción

Proservanda, fiel a sus principios institucionales, hizo presencia en uno de los departamentos con más precariedades de Colombia: Vichada. La fundación ofreció durante las dos primeras semanas de marzo atención médica especializada en salud ocupacional. Se trató de 63 horas en talleres cuyo fin fue capacitar para la conformación de brigadas de emergencia para primeros auxilios, evacuaciones y preveción de incendios.
Ni la distancia ni las complicaciones producidas por las particularidades del viaje fueron impedimento para que Proservanda prestara sus servicios a 214 docenentes, en su mayoría provenientes de grupos indígenas, de once planteles educativos de los municipios de Cumaribo, La Primavera, y Santa Rosalida (tres de los municipios que, junto a la capital Puerto Carreño, forman el departamento más grande de Colombia después de Amazonas). Como muestran los testimonios de algunos de los profesores que fueron partícipes de los talleres, tanto las horas de viaje en lancha y avioneta cuanto las incomodidades que los viajes en aquellos medios de transporte producen han valido la pena. Con los servicios proveídos, Proservanda logró aminorar la sensación de abandono que por más de dos décadas han podido justificadamente sentir los pobladores de estos municipios. Para algunos docentes que llevan más de veinte años trabajando, es la primera vez que reciben este tipo de servicios.
Este tipo de capacitación no solo satisface a la fundación por el beneficio y la sensación de beneficio que deja a los docentes vichadenses. También llena de júbilo porque, por ser una enseñanza para la formación de brigadas de emergencia, su beneficio se verá perpetuado en estos territorios más allá de la presencia de la Fundación Proservanda.